5 mitos sobre la energía solar que debes saber
5 DE ABRIL 2024 ¡FIN SUBVENCIONES PLAN ECOVIVIENDA!
Skip to main content

La energía solar ha estado en el centro de la revolución energética, convirtiéndose en una opción cada vez más popular y sostenible para abastecer nuestros hogares y negocios. Sin embargo, como en cualquier avance tecnológico, han surgido una serie de mitos en torno a las instalaciones fotovoltaicas que es necesario desmentir. 

Mito 1: «La energía solar es costosa y no rentable»

Una de las percepciones más extendidas sobre la energía solar es que solo está al alcance de aquellos con altos ingresos. Sin embargo, eso actualmente es falso. 

Aunque históricamente las instalaciones fotovoltaicas podrían haber tenido costos iniciales significativos, los avances tecnológicos, los incentivos gubernamentales y subvenciones han hecho que la energía solar sea más asequible que nunca.  

A pesar de que el costo inicial puede ser un desafío, a largo plazo, la energía solar resulta altamente rentable, reduciendo considerablemente la factura eléctrica a lo largo de los años.

Mito 2: «Las instalaciones fotovoltaicas no funcionan en días nublados o lluviosos»

Es común escuchar que los paneles solares solo funcionan bajo un cielo despejado y radiante. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Aunque los paneles solares obtienen su máximo rendimiento con luz solar directa, también pueden generar electricidad en días nublados o lluviosos.

La tecnología solar ha avanzado lo suficiente como para captar incluso la luz difusa en condiciones climáticas menos favorables, permitiendo que las instalaciones fotovoltaicas sigan generando energía.

Mito 3: «La energía solar es perjudicial para el medio ambiente»

Este mito podría surgir debido a la fabricación de paneles solares, que requiere ciertos materiales y procesos industriales. A pesar de ello, a largo plazo, la energía solar es mucho menos dañina para el medio ambiente que las fuentes de energía tradicionales, como los combustibles fósiles. 

Una vez instalados, los paneles solares no emiten gases de efecto invernadero ni contaminantes atmosféricos y contribuyen significativamente a reducir la huella de carbono global.

Mito 4: «Las instalaciones solares son difíciles de mantener»

Se cree erróneamente que las instalaciones fotovoltaicas requieren un mantenimiento constante y costoso. En realidad, los paneles solares son sorprendentemente resistentes y de bajo mantenimiento. 

Con limpiezas periódicas y un seguimiento básico, los sistemas solares pueden funcionar eficientemente durante décadas. Asimismo, muchos proveedores ofrecen garantías de rendimiento a largo plazo, lo que brinda tranquilidad y respaldo técnico en caso de que surja algún problema.

Mito 5: «La energía solar no es confiable y no puede abastecer la demanda energética»

Esta creencia se basa en la idea de que la energía solar es intermitente y no puede proporcionar una fuente constante de electricidad. No obstante, los sistemas modernos de energía solar están diseñados para ser altamente eficientes y pueden almacenar energía en baterías para su uso durante la noche o en días con poca luz solar. 

Igualmente, cuando una instalación fotovoltaica genera más energía de la que se consume, el exceso se puede devolver a la red eléctrica, lo que contribuye a una mayor estabilidad y sostenibilidad en el suministro energético.

En conclusión, la energía solar ha superado con creces muchos de los mitos que la rodeaban. Hoy en día, las instalaciones fotovoltaicas son una opción económicamente viable, respetuosa con el medio ambiente y confiable para la generación de energía. 

Al desmentir estas creencias erróneas, podemos ver con mayor claridad el potencial y los beneficios reales de aprovechar la energía solar como una fuente limpia y sostenible para el futuro.

¿Tienes alguna duda más sobre la instalación de paneles solares? ¡Consúltanos!

Abrir chat