fbpx
 

Instalaciones fotovoltaicas aisladas

Las enormes posibilidades de la energía solar para mejorar nuestro día a día tiene un primer reflejo en las instalaciones fotovoltaicas aisladas. Suponen una gran solución para aquellas viviendas o residenciales que se encuentran situados en zonas alejadas y sin red eléctrica.

Este tipo de casos son muy frecuentes en las áreas rurales, donde por tradición se han estado abasteciendo de electricidad generada a partir de grupos electrógenos (de gasoil o gasolina). Por tanto, las instalaciones fotovoltaicas aisladas son una gran respuesta para dicho grupo de población, sobre todo porque ganan en calidad de vida y en comodidad.

Gracias a las instalaciones fotovoltaicas aisladas se acabaron los molestos ruídos de los generadores, el quedarte sin luz a mitad de la noche, el tener que ir a por una bombona o carburante a la gasolinera más cercana… En pleno Siglo XXI ha llegado el momento de apostar por las energías renovales, una opción mucho más respetuosa con el medio ambiente y con la que, además, ganarás en confort. Sin olvidar que tu bolsillo también te lo agradecerá.

¡Olvídate de pagar más facturas de la luz!
instalaciones fotovoltaicas aisladas

Si quieres más información al respecto, no dudes en contactar con nosotros. Nuestros profesionales estarán encantados de asesorarte.

Instalaciones fotovoltaicas aisladas

Las instalaciones fotovoltaicas aisladas están compuestas por placas (paneles fotovoltaicos), baterías y el inversor, que es el corazón del sistema y el encargado de guardar la energía en la batería o mandarla directamente al inmueble.

 

Los componentes de este tipo de instalaciones fotovoltaicas son los siguientes:

 

– Paneles solares fotovoltaicos: es el elemento más conocido dentro de las instalaciones fotovoltaicas. De ellos depende la obtención de electricidad mediante la energía solar.

– Inversores de red: este aparato tiene como objetivo convertir la corriente continua en tensión alterna. Esto se debe a que la energía solar llega en corriente continua y para utilizarla en ciertos electrodomésticos se necesita convertirla en corriente alterna.

– Baterías: las baterías funcionan como un depósito que almacena la energía obtenida de los paneles fotovoltaicos de manera que pueda utilizarse cuando se crea oportuno. Gracias a ellas se consigue compensar las horas en las que no existe luz solar y que, por lo tanto, no se puede obtener energía solar.

– Regulador de carga: la función de este dispositivo es la de cuidar las baterías fotovoltaicas, consiguiendo que la batería no se sobrecargue. De hecho, en el caso de que no se incluyan baterías en la instalación tampoco se necesitará regulador.

– Cableado: todos los elementos de las instalaciones fotovoltaicas se encuentran conectados mediante un cableado eléctrico.

 

Operamos en Andalucía Occidental y desde aquí ponemos a tu servicio una instalación con más de 25 años de duración y una amortización media en 5 años. ¿Qué más necesitas?

Instalaciones fotovoltaicas aisladas: ventajas

La principal ventaja de este tipo de soluciones es que te convierten en una entidad independiente energéticamente hablando. Asimismo, es importante que tan solo confíes en profesionales del sector. En Geesol podemos ayudarte con un estudio pormenorizado de tu consumo. Necesitarás saber cuándo y cuánto gastas de energía eléctrica para que la instalación fotovoltaica aislada se adecue perfectamente a tus requerimientos. Número de paneles, capacidad de las baterías… son solo algunos de los aspectos a tener en cuenta para que siempre disfrutes de autonomía energética.

Somos entidad colaboradora de la Junta de Andalucía

Programa para el desarrollo Energético Sostenible de Andalucía
instalaciones fotovoltaicas aisladas

¿Por qué apostar por una instalación fotovoltaica aislada?

La gran dispersión geográfica existente, hace compleja la conexión eléctrica de empresas o viviendas que se ubiquen en diferentes puntos de la red. Por este motivo, la solución a este problema son las instalaciones fotovoltaicas aisladas. Gracias a estas, se puede disponer de independencia de la red eléctrica, tener una segunda alternativa cuando se producen aumentos de precio en la electricidad y gozar de electricidad tanto por la noche como por el día.

Las instalaciones fotovoltaicas aisladas son de gran eficacia en las situaciones en las que no disponemos de una red eléctrica estable cerca. Estas nos suministran electricidad de forma regular, e incluso en las ocasiones en las que no hay sol.

¿Estás interesado/a? Contacta con nosotros y responderemos en 24-48 horas

Abrir chat