¿Cómo funcionan los paneles solares?: Explicación paso a paso
5 DE ABRIL 2024 ¡FIN SUBVENCIONES PLAN ECOVIVIENDA!
Skip to main content

En muchas ocasiones hemos oído hablar sobre la energía solar y sobre lo buena que es para el medio ambiente, frente a otros tipos de energías ¿pero sabemos realmente cómo funcionan los paneles solares? En este blog te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el funcionamiento de esto de principio a fin.

Conoce paso a paso cómo funcionan los paneles solares

Detallaremos a continuación todo el proceso de generación de energía solar, para así saber exactamente cómo funcionan los paneles solares. Hay 3 aspectos fundamentales que debemos conocer al respecto.

1. Las células fotovoltaicas captan la energía del sol

Primero debemos conocer qué se entiende por panel solar. Se trata de módulos de autoconsumo fotovoltaicos, que recogen la energía proveniente de la radiación solar y la transforman en energía eléctrica. 

Cada uno de los módulos solares están formados por células fotovoltaicas. Estas son las que permiten la captación de energía solar y su conversión en una corriente continua. Esta energía se consigue gracias a que, cuando las células reciben la radiación solar, los electrones de la parte donde sobra carga negativa se mueven hacia la parte en la que faltan. Este movimiento o reacción es la que produce la corriente continua.

Las células fotovoltaicas suelen colocarse sobre las placas solares formando filas. De esta manera, crean esas tan características líneas plateadas que solemos apreciar en los paneles solares. 

No obstante, este tipo de energía generada no se puede utilizar directamente, pues no se trata de una energía de uso doméstico. Esto se debe a que la mayoría de los elementos eléctricos funcionan con corriente alterna, mientras que la generada por las células solares es una corriente continua. Es por ello que necesitamos la intervención de un elemento llamado inversor solar para que los paneles solares fotovoltaicos puedan funcionar realmente.

2. Creación de electricidad gracias al inversor solar

La corriente eléctrica continua recogida por las células fotovoltaicas se convierte en energía eléctrica alterna cuando pasa a través del inversor solar. Por lo tanto, este es el que consigue transformarla en energía apta para el consumo doméstico y compatible con la red eléctrica. Asimismo, existen diferentes tipos de inversores solares, de los cuales puedes encontrar más detalles al respecto en este otro blog.

3. El panel o cuadro eléctrico acciona todo lo electrónico

Una vez creada la energía eléctrica gracias al inversor, ésta se envía al panel o cuadro eléctrico. Este es quien acciona todas las luces o aparatos eléctricos que se encuentren en uso en el hogar o en la empresa. Además, protegen las instalaciones fotovoltaicas ante posibles rayos y sobretensiones.

4. Repartición de la energía eléctrica

Ya sabemos cómo funcionan los paneles solares, ¿pero qué ocurre realmente con la energía eléctrica que nos falte o nos sobre? Vamos a explicarlo por partes, pues dependerá de si disponemos de baterías o no en nuestra instalación fotovoltaica.

Si tenemos una instalación fotovoltaica de autoconsumo directo, es decir, sin baterías, toda la energía será consumida en el mismo momento de su generación. Esto quiere decir que la energía sobrante no podremos aprovecharla.

No obstante, es importante saber que esta energía sobrante realmente no se “desecha”. Esto se debe a que, según el Real Decreto 244/2019 del 5 de agosto de 2019, la energía no consumida se vierte automáticamente a la red eléctrica pública. Eso sí, podremos recibir una bonificación en nuestra factura de la luz por dicha energía sobrante. El precio de la energía excedentaria será definida en el Mercado Diario de la Energía, al igual que el precio de la consumida. Actualmente este precio ronda los 0,20€/kWh, pero varía cada hora y cada día, igual que la energía consumida.

En caso de que nuestros paneles solares produzcan más energía durante el día de la que consumimos, y disponemos de baterías en nuestra instalación solar, esta será almacenada y guardada para aquellos momentos en los que no se genera tanta o ninguna energía. Por ejemplo, durante la noche. De esta manera nos aseguraremos de contar con la energía solar suficiente para todo el día.

Por último, en caso de que no hayamos producido la suficiente energía solar durante el día, se puede adquirir energía eléctrica de la red pública si fuese necesario.

Por otro lado, toda instalación fotovoltaica cuenta con su propio medidor o contador eléctrico. Es por ello que conocerás en todo momento la energía producida con los paneles solares, la que has consumido, así como la que has acumulado y/o vertido en la red eléctrica general.

¿Tienes alguna duda o quieres más información?

Abrir chat