Tipos de placas solares: fotovoltaica, térmicas e hibridas
5 DE ABRIL 2024 ¡FIN SUBVENCIONES PLAN ECOVIVIENDA!
Skip to main content

Ya sabemos los beneficios que tienen las placas solares, sin embargo, ¿sabías que existen diferentes formas de aprovechar la energía de la luz solar mediante paneles solares? En este artículo, exploraremos los distintos tipos de placas solares que existen, así como las tecnologías que las respaldan y sus diferencias fundamentales.

Tipos de placas solares

1. Placas solares fotovoltaicas

Las placas solares fotovoltaicas son las más comunes y conocidas. Funcionan mediante la conversión directa de la luz solar en electricidad a través del efecto fotovoltaico. 

Estas placas están compuestas por celdas solares hechas de materiales semiconductores, como el silicio. Cuando los fotones de luz solar golpean las celdas solares, liberan electrones, generando así corriente eléctrica continua (CC).

También pueden distinguirse varios tipos dependiendo del tipo de tecnología fotovoltaica que utilicen: 

  • Monocristalinas: Hechas de un solo cristal de silicio, son altamente eficientes y ocupan menos espacio.
  • Policristalinas: Hechas de múltiples cristales de silicio, son más asequibles pero ligeramente menos eficientes.
  • Amorfas: Flexibles y ligeras, ideales para aplicaciones específicas y superficies curvas.

2. Placas solares térmicas

Las placas solares térmicas se utilizan para calentar agua o fluidos mediante la absorción de calor solar. A menudo se les llama colectores solares térmicos. 

Están compuestas por tubos o paneles que contienen un líquido caloportador, como agua o anticongelante. Cuando la radiación solar incide sobre los colectores, el líquido se calienta y se utiliza para calefacción de agua, calefacción de espacios o procesos industriales.

3. Placas solares híbridas

Las placas solares híbridas combinan las tecnologías fotovoltaicas y térmicas en un solo sistema. Estos sistemas ofrecen la ventaja de generar electricidad y calor al mismo tiempo, lo que aumenta la eficiencia global de la instalación.

La electricidad generada puede utilizarse para alimentar dispositivos eléctricos, mientras que el calor se utiliza para aplicaciones de calefacción o agua caliente.

¿En qué se diferencian cada una de ellas?

  • Uso principal: Las placas fotovoltaicas generan electricidad, las térmicas producen calor, y las híbridas hacen ambas cosas.
  • Tecnología: Las fotovoltaicas utilizan celdas solares, las térmicas colectores solares, y las híbridas combinan ambas tecnologías.
  • Aplicaciones: Las placas fotovoltaicas son ideales para alimentar viviendas y empresas, mientras que las térmicas se utilizan para calefacción de agua. Las híbridas son versátiles y adecuadas para aplicaciones diversas.

En conclusión, la elección entre los tipos de placas solares dependerá de tus necesidades específicas y objetivos de eficiencia energética. ¡Aprovecha al máximo la energía del sol de manera eficiente y sostenible!

¿Tienes alguna duda más sobre la instalación de paneles solares? ¡Consúltanos!

Abrir chat