fbpx
Subvenciones 2021 disponibles ¡Envía tu solicitud! PULSA AQUÍ
 

Bombeo solar directo: Una alternativa verde y rentable

bombeo fotovoltaico directo

Bombeo solar directo: Una alternativa verde y rentable

Los sistemas de bombeo solar fotovoltaico han pasado a consagrarse en los últimos años como una de las alternativas más rentables y verdes en el sector agrario. Esta aplicación de la energía solar está teniendo una implantación cada vez mayor tanto como para riego como para el suministro de agua para ganadería.

En este artículo vamos a explicar en qué consiste el bombeo solar directo y cuáles son sus principales ventajas para las instalaciones agrarias que lo emplean.

El bombeo de agua, en el sector agrícola, consiste en el uso de un sistema que bombea o impulsa el agua para transportarla desde un lugar en el que se encuentra almacenada hasta uno o varios puntos en los que quiere ser empleada, ya sea para regar cultivos o bien para abastecer al ganado.

La diferencia entre los sistemas tradicionales y los sistemas de bombeo solar es la energía que los alimenta. Los primeros pueden encontrarse conectados directamente a la red eléctrica o utilizar generadores de gasoil. 

En cambio, las bombas solares se alimentan por la energía procedente de las placas fotovoltaicas a las que se encuentran conectadas. Estas instalaciones utilizan un conversor que transforma la corriente continua generada por las placas solares en la corriente alterna con la que funciona la bomba. 

De esta forma, los propietarios de la instalación consiguen no depender de energías fósiles ni estar expuestos a las fluctuaciones en el precio de la luz. Además, posibilita ubicar dicha instalación de bombeo junto a fuentes de agua (ríos, pozos, cuencas, etc.) que no cuentan con puntos de conexión cercanos a la red eléctrica.

Bombeo solar para riego

En cuanto a la rentabilidad de los sistemas de bombeo solar directo, conviene abordar las principales diferencias entre los costes de éstos respecto a los tradicionales.

La principal diferencia reside en el momento en que tiene lugar la parte más importante de la inversión. En el caso de los sistemas de bombeo solar, habrá que afrontar una mayor inversión inicial (normalmente con posibilidad de financiación), mientras que, tras esta inversión, la instalación funcionará de forma autónoma sin necesitar prácticamente ningún tipo de mantenimiento.

Sin embargo, en el caso de las instalaciones de bombeo tradicionales, la mayor parte del gasto se reparte durante toda su vida útil, en concepto de costes de combustibles y mantenimiento.

Un aspecto a tener en cuenta son las horas de funcionamiento de la instalación. Si bien una bomba convencional puede conectarse y desconectarse a conveniencia; la bomba solar, a menos que se encuentre conectada a una batería que le suministre energía almacenada, solo va a estar activa durante las horas de sol, permaneciendo inactiva durante la noche.

Ventajas del bombeo solar directo

Una vez sabes ya un poco más sobre los sistemas de bombeo solar, pasamos a exponer las principales ventajas para las explotaciones agrícolas de estas instalaciones respecto a las tradicionales.

  • Requieren de un mantenimiento mínimo y a bajo coste.
  • Larga vida útil de alrededor de 25 años.
  • Facilidad de acceso a agua en ubicaciones para las que las instalaciones convencionales sería imposible o muy costoso.
  • Respeto al medioambiente eliminando las emisiones de CO2 a la atmósfera.
  • Ahorro energético. 
  • Monitorización y automatización de la actividad de la instalación.

¿Tienes alguna duda o quieres más información?


Sin comentarios

¡Lo sentimos! No puedes dejar un comentario en este momento.

Abrir chat