Todos los componentes que pueden formar una instalación fotovoltaica - Geesol
 

Todos los componentes que pueden formar una instalación fotovoltaica

componentes de una instalación fotovoltaica

Todos los componentes que pueden formar una instalación fotovoltaica

Una instalación fotovoltaica requiere de la combinación de distintos componentes para su funcionamiento. En este artículo vamos a explicarte en qué consisten y cuál es el papel de cada uno de estos elementos que podemos encontrar en la gran mayoría de las instalaciones fotovoltaicas.

Paneles fotovoltaicos

También conocidos como placas fotovoltaicas o módulos fotovoltaicos, están formados normalmente de células de silicio interconectadas entre sí y son el componente principal de la instalación. Su papel es captar la luz solar y convertirla en energía eléctrica en corriente continua.

Se puede obtener la misma energía con módulos de menor potencia que ocupen una gran superficie que con módulos más potentes en una superficie más reducida. Debido a ello, la configuración de nuestra instalación de paneles fotovoltaicos variará según nuestra demanda de energía, espacio y presupuesto disponible. Para saber qué tipo de módulos nos conviene instalar, es recomendable acudir a una empresa especialista que nos asesore según nuestras necesidades y circunstancias.

Regulador de carga

Este elemento se encarga de administrar la energía con eficiencia y controlar el estado de carga de las baterías. Este componente regula la entrada de la energía que viene de los paneles fotovoltaicos, consiguiendo que no se produzca una sobrecarga de las baterías y prolongando así su vida útil.

Por otra parte, también controlan que no se produzcan descargas en las baterías, garantizando el suministro eléctrico suficiente. Los dos tipos de reguladores son el PWM, de voltaje fijo, y el MMP, que puede ser usado con cualquier tipo de placa y busca el punto de máxima potencia.

Batería

Es el componente encargado de almacenar la energía producida por las placas fotovoltaicas durante el día para ser utilizada en un momento posterior. La cantidad de energía que puede ser almacenada por las baterías se mite en amperios.

Gracias a la energía almacenada las baterías, queda asegurada la continuidad del suministro eléctrico en caso de cortes o periodos de luz solar insuficiente. Tradicionalmente las baterías han sido de plomo ácido, aunque el uso del litio está cada vez más extendido gracias, por ejemplo, a su utilización en las baterías de los coches eléctricos.

Inversor

La función del inversor es convertir la corriente continua, de los paneles o la batería, en corriente alterna para que pueda ser utilizada por los electrodomésticos y otros equipos eléctricos del edificio o vivienda.

Los inversores pueden dividirse en dos tipos. Por un lado, están los inversores de baterías, que convierten la corriente extraída de ellas en corriente alterna. Y como segundo tipo, nos encontramos con los inversores de red, que transforman la energía eléctrica que proviene directamente de los paneles fotovoltaicos en corriente alterna.

Soportes

Son las estructuras que sujetan y mantienen en una posición fija a los paneles solares. Cumplen una función mayormente de seguridad, para evitar movimientos que produzcan caídas y daños en los paneles; así como asegurar que mantienen la orientación indicada para el óptimo funcionamiento de las instalaciones fotovoltaicas.

Ahora ya conoces los componentes principales de cualquier instalación fotovoltaica y qué misión cumple cada uno de ellos. Sin embargo, hay que tener también presentes otros elementos, con papeles a priori menos protagonistas, que también son fundamentales en cualquier instalación, como los cables, que conectan todos los componentes entre ellos; o diversos equipos de protección como son los fusibles y el interruptor diferencial.

Sin comentarios

¡Lo sentimos! No puedes dejar un comentario en este momento.

Abrir chat